Tócamela otra vez, Maruxa

Todo el mundo criticaba al anterior ejecutivo gallego por su impresentable costumbre de rodearse de gaitas y gaiteiros; ahora, los que tanto se mofaban, también se emocionan cuando les tocan la gaita:
La Xunta compra 55 gaitas de mil euros para regalar a emigrantes.
No me lo puedo creer, no sé cómo vamos a salir de esta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: